Para las personas mayores

Sin duda una de las primeras consideraciones al vestirse para las personas mayores es la comodidad, aunque no siempre cómodo compite con bonito.