El músculo del adiós

Cuando los años van pasando una buena recomendación que se debe atender es dejar de usar mangas muy cortas ni sisa para evitar dejar al descubierto ese odiado “músculo del adiós” o “ala de murciélago”.