Lo que pudo ser un buen vestido

Mi mamá dice que “la mitad del buen resultado de un buen vestido radica en ir planchando cada costura a medida que se va cosiendo”.