Consultorio: ¿Cómo se sirve una mesa formal?

Envía tus preguntas de Moda, Estilo y Buen Vivir a mi Consultorio a través de info@jgiraldoreporta.com

1Como se trata de una cena elegante lo primero que debes tener es un mantel blanco, beige o de un color pálido que, por supuesto, esté limpio y bien planchado. Es recomendable poner debajo un protector o muletón que proteja la mesa, amortigüe los golpes y evite que cualquier accidente pueda dañar la mesa. El mantel debe colgar al menos 50 centímetros.

2La decoración, es decir las flores y velas no deben interferir la visual entre los comensales y tampoco deben tener aroma ni olores fuertes, pues resultan muy molesto a la hora de comer.

3La disposición de los platos comienza con un plato base cuya función es exclusivamente decorativa. Sobre éste se pone el plato pando y encima el hondo o de sopa. Al tratarse de una cena elegante lo mejor es optar por una vajilla clara, clásica y sobria. Cuando la ocasión es informal son bienvenidas las modernas y coloridas, así como la posibilidad de usar cada puesto diferente.

4El plato para el pan y la mantequilla es pequeño y va a la izquierda de las copas, en la parte superior, encima de los cubiertos del lado de los tenedores. Si hay saleros, vinajera, aceiteras o salseras, se debe contar con un juego por cada 6 comensales.

5Los tenedores van a la izquierda del plato, y la cuchara y los cuchillos a la derecha. La regla básica es ponerlos en el orden inverso a la secuencia de uso. Es decir, los primeros en ser utilizados se deben colocar en la parte externa y luego sucesivamente el resto de cubiertos se colocan en orden de uso hacia el plato. El tenedor del postre debe ir arriba del plato con la punta hacia la derecha y la cuchara justo sobre éste en sentido contrario.

6Dispón de tres copas. Una grande para vino tinto, una mediana para el agua y una un poco más pequeña para vino blanco. Las copas van en la parte superior del plato, la de agua a la izquierda y las demás a la derecha. Pueden ponerse formando un pequeño ángulo en el que la copa de agua quede hacia afuera, es decir, más alejada del plato.

7Usa siempre servilletas de tela y pon cada una en un servilletero. Deben ir en el extremo izquierdo de los tenedores o al centro sobre el plato. Entre un puesto y otro debe existir al menos un espacio de 60 centímetros.

8Las bebidas se sirven sin apoyar la botella en la copa y sin levantar la copa de la mesa. No ayudamos en nada, aunque pensemos que lo hacemos levantando la copa para que nos sirvan en el aire.

9La música debe ambientar y no estorbar, así que hay que tener cuidado con la selección y con el volumen. Lo mismo sucede con la luz. Ni tanta que encandile ni tan baja que queden en penumbras.