Desaliño

Las mangas del saco deben quedar ligeramente debajo de la las muñecas cuando se tienen los brazos estirados y dejar ver dos centímetros de la camisa. Jamás deben tapar toda la mano y sobra decir que el puño de la camisa siempre va abotonado.