El abrigo rojo

Una regla de oro para no aumentarse el volumen del cuerpo es que si la prenda de arriba es muy amplia, la de abajo no debe serlo. Y viceversa.