Escotes brillantes

Los peores enemigos de un busto grande son los cuellos altos. Nada de cuellos collar, tortuga ni camiseros cerrados. Los escotes moderados en V, halter o redondos son la mejor opción.