Señorita Norte de Santander

Nadie podría nunca decir que esta niña es fea. Pero tampoco le alcanza para ser una reina de belleza. De lo que sí podría ser reina es del atuendo equivocado.