Atreverse a usar estampados vale la pena

Aunque depende del tipo de cuerpo, atreverse a usar estampados es una apuesta que normalmente vale la pena. Le dan vida a los atuendos y a quien los usa.