Casi siempre menos es mucho más

Cuando no nos sentimos muy cómodos explorando tendencias o tenemos un gusto clásicos, menos es mucho más.