¿Sandalias para hombres?

¿Y quién dijo que solo eran para las mujeres?