Que oso!

Zapatos cómodos. Los pies se hinchan en el avión, opta por calzado que no apriete. Evita las sandalias porque el aire acondicionado puede hacer que te dé frío. ¡Tacones altos jamás!