Salpicón de colores

Mejor colores oscuros. No viajes de blanco o de tonos claros, recuerda que pasarás muchas horas con la misma ropa, vas a comer, a dormir y a manipular tus maletas que no es que lleguen muy limpias a tu destino. ¡Si viajas con niños, peor aún!