Jeans exagerados

Pero una vez ella se da la vuelta nos encontramos con un jean de esos a los que yo les tengo declarada la guerra: repletos de rotos, letreros, lavados y acabados. En cuestión de jeans sí soy un convencido de que menos es más.