Botas de caña alta y blancas. ¡Mejor no!

No las uses si tienes las piernas cortas y gruesas.