Especial Halloween: Barbie

Esta es la clara muestra de no tener ningún pudor ni mucho menos temor al ridículo