¡Barriga al aire!

Vestirse adecuadamente también es una señal de respeto por los demás.