Lo ideal es no embutirse en ropa ceñida…

La ropa ceñida saca lo peor de nuestros cuerpos y para acabar de ajustar es incomodísima. Mi consejo es que la eviten y que compren la ropa de su talla.