¡Con botas nunca!

Con unos tacones se vería mucho mejor.