De no creer

La ropa del gimnasio es para sudar, no para estar en la calle.