¡No hay derecho!

Esto sucede cada vez que juega la selección.