Animal Print fuera de control

El mal uso del animal print es el desastre de la moda absoluto. Y pasa hasta en las mejores familias, esta imagen llegó, nada más y nada menos que desde París.